Sobre Nasim Aghdam, YouTube y el Hipersujeto

por John David Ebert

David Cronenberg lo vio venir, en su obra maestra hipermoderna, Existenz. En el final de la cinta, un diseñador de juegos de realidad virtual llamado Yevgeny Nourish, junto a su mujer asistente, son confrontados por un par de sujetos de prueba- interpretados por Jennifer Jason Leigh y Jude Law- quienes acababan de particiar en su juego. El personaje conocido como Ted Pikul (Law) confronta a Yevgeny con estas palabras:

“¿No crees que el más grande creador de videojuegos tenga que ser castigado por la más efectiva deformación de la realidad?”

Entonces ambos él y el personaje llamado Allegra Geller (Leigh) sacan pistolas del escondite en el abrigo del perro sarnoso que llevan consigo y gritan:

“¡Muerte al demonio Yevgeny Nourish!”

“¡Muerte a Pilgrimage! ¡Muerte a Transcendenz!”

Luego le disparan al diseñador de juegos de realidad virtual y su asistente hasta matarlos.

En otras palabras, la creación de fantasmas virtuales en algún momento llevará a reacciones thymóticas de rabia y frustración desde el sistema límbico, al ser manipulados los confundidos y engañados lóbulos frontales por fantasmas, provocando respuestas enérgicas que son programadas evolutivamente en la biología homínida/humana. Si estos fantasmas confunden la neocorteza, los centros thymóticos cargados de emoción en el cerebro mamífero responderán con violencia, ya sea que los objetos de esa violencia sean reales o no.

Y ahora, el caso de Nasim Aghdam, mujer de 39 años de orígenes iraníes que vivía en San Diego, quien había pasado los últimos años creando su propio Hipersujeto como extensión avatárica de si misma en el ciberespacio. Ella era una culturista y vegana militante que creó una serie de videos de YouTube proyectándose como una extraña entidad bailarina frente a fondos coloridos y acompañada, en ocasiones, por figuras humanas que bailaban usando máscaras con forma de cabezas de animales, todo en forma de protesta en contra del asesinato y consumo de animales.

La Sra. Aghdam reclamaba en sus videos y sitio web que YouTube la había desmonetizado y restringido algunos de sus videos- en los cuales se le mostraba haciendo ejercicios de elongación- por razones de restricción de edad, por lo que ella recibió menos visitas. Ella reclamaba que, aparentemente, la desmonetización de sus videos terminó con la única fuente de ingresos que tenía.

Así que se armó con una pistola Smith & Wesson 9mm. y condujo desde San Diego hasta las oficinas de YouTube.com en San Bernardino, donde a las 12:46 pm del 3 de abril se bajó de su auto y caminó por el área de patio enfrente del edificio en donde unos empleados de YouTube estaban almorzando, y comenzó a disparar, hiriendo a tres personas antes de usar el arma en contra suya y suicidarse.

En su comentario acerca de las características ontológicas del sujeto en la era digital, el teórico alemán de origen coreano Byung-chul Han escribe en su ensayo sobre la cultura de los “indignados” que se está produciendo bajo las condiciones de una digitalización completa:

“Los indignados no forman un nosotros capaz de mostrar preocupación por la sociedad como un todo. Los ciudadanos enrabiados, a pesar de ser ciudadanos, no demuestran una preocupación por el cuerpo social tanto como por sí mismos… Los arrebatos de indignación son extremadamente fugaces y dispersos. A la indignación le falta la masa- la gravitación- necesaria para la acción. No genera futuro alguno.”

Lo cual es exactamente el punto que hice en mi ensayo “Sobre la Hipermodernidad.” El Sujeto Hipermoderno, ilustrado perfectamente en las acciones de Nasim Aghdam, es una subjetividad desprovista de mundo, excluida de toda formación social y proyectada y amplificada dentro de las condiciones avatáricas del hiperespacio como una subjetividad solitaria con su propio régimen privado de signos y preocupaciones preferentes. Las preocupaciones de “sociedad”, “ideología” o utopías sociales no importan. Bajo las condiciones de la Hipermodernidad, todas las ideologías están muertas. En cambio, estamos lidiando con un nuevo universo de excesivas individualidades que corren desenfrenadamente a través de las redes sociales (Donald Trump es el primer presidente hipermoderno: ni izquierdista ni verdaderamente de derecha, es un fantasma puro de tweets rabiosos y preferencias personales relacionadas con ninguna ideología en particular que tuiteó su camino hacia la presidencia).

Estos Hipersujetos-también conocidos como avatares- que estamos descubriendo, pueden ser heridos, deformados o mutilados a medida que se les inflige dolor. Cuando YouTube desmonetizó la cuenta de Nasim Aghdam, en realidad mutiló a su avatar y envió oleadas de dolor a través del hiperespacio hasta su punto de origen en la subjetividad muy suelta y líquida conocida como Nasim Aghdam ubicada en el espacio físico de una casa suburbana en San Diego. Sin embargo, para causar daño y luchar contra YouTube, el desventurado individuo de hoy solo recurre al ataque con armas de fuego contra individuos reales y físicos que trabajan en la sede de YouTube en San Bernadino. Las personas allí pueden ser acribilladas, heridas o mutiladas, siendo el punto de origen de sus ataques el avatar de la Sra. Aghdam.

En otras palabras, los guerreros de hoy no son marxistas conducidos por su ideología, miembros de grupos clandestinos que se organizan para atacar a la sociedad capitalista. Esos días se terminaron. Los guerreros de hoy son hipersujetos solitarios que existen en el ciberespacio donde vienen equipados con sus propios trajes de luz y sus propios regímenes de signos privados de preferencias personales. Se trata de individuos desprovistos de un mundo, desprendidos de cualquier horizonte local y sueltos en el ciberespacio hipermoderno, donde son entidades inestables, líquidas y cambiantes que parecen ser inofensivas en la superficie.

Pero ese es el reino del imaginario hipercapitalista. En el plano de lo Real, estas subjetividades pueden y dañarán físicamente a los creadores de otros avatares y otros regímenes de signos que entren en conflicto con los suyos.

En mi caso, YouTube desmonetizó mi canal hace mucho tiempo, sin dar una razón clara. Luego, en 2016, me prohibieron el acceso a mi canal “John David Channel”, donde tengo más de 500 videos, que son extremadamente populares, con decenas de miles de visitas. No obtengo ni un centavo de esos videos, con los que YouTube sí gana dinero. Simplemente entraron y cambiaron mi contraseña, sin avisarme, y ahora no hay forma de entrar, como descubrí después de hablar por teléfono con un representante de YouTube que me explicó, “no hay manera de volver a entrar”.

¿En serio? Lo encuentro difícil de creer. YouTube tiene más de 1700 empleados en sus oficinas en San Bernardino, y ¿me estás diciendo que ninguno de esos “genios” sabe de alguna manera de volver a mi cuenta? Simplemente no me lo creo. No tienen motivación alguna para ayudarme. Después de todo, ¿quién soy yo sino solo otro avatar en su aparato digital de captura?

Así que tuve que crear un nuevo canal y he estado tratando de crear una audiencia para esa copia de seguridad. Mientras tanto, no puedo monetizar mi nuevo canal hasta que tenga más de 4000 horas de audiencia continua durante los últimos 12 meses.

Así que sé exactamente lo que Nasim Aghdam estaba sintiendo cuando subió al automóvil e hizo el viaje, junto con su pistola 9mm. a las oficinas de YouTube.

YouTube, al parecer, puede hacer lo que quiera, sin rendición de cuentas ni consecuencias por las decisiones arbitrarias que quiera tomar, sin tener en cuenta sus efectos en la vida de otras personas. Después de todo, esas personas ni siquiera son reales, ¿cierto?

En el horizonte, creo que veo más armas centelleando a la luz del sol.

Artículo original http://cultural-discourse.com/nasim-aghdam-tube-hypersubject/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s